lunes, 6 de agosto de 2012

Taller de teatro (2ª parte)


TEATRO NEGRO

Descripción
El teatro negro está basado en el peculiar efecto visual originado por la utilización de una luz especial llamada luz negra y unos materiales fosforescentes que reaccionan de una manera peculiar al incidir dicha luz sobre ellos.
Este tipo de teatro  ha sido muy desarrollado en algunos países como la Republica Checa o China, llegando a alcanzar un grado de sofisticación y complejidad asombrosos. Aunque aparentemente, por su efecto mágico y cautivador, esta técnica parezca muy complicada, es precisamente su sencillez en cuanto a recursos materiales lo que la hace muy adecuada para ser trabajada en la escuela.
Se trata de representaciones expresivas que realizan los alumnos disfrazados de negro sobre fondo del mismo color, manipulando objetos fluorescentes que resaltan por la luz negra. Estos objetos, debido al efecto óptico de la luz, parecen tener vida propia, pudiendo crear efectos verdaderamente mágicos, que serán los principales  recursos que los alumnos deben aprovechar para crear las representaciones o los diferentes montajes.
El teatro negro es un contenido novedoso en el área de artística y quizás ha sido utilizado más en el de Educación Física debido al acercamiento que desde esta área se ha hecho a la expresión corporal y dramática.

Su aplicación con grupos numerosos es más difícil que con grupos reducidos, pero una vez superados los problemas organizativos, los alumnos consiguen unos elevados niveles de autonomía y pueden trabajar con unas orientaciones muy básicas. Además su valor educativo es muy alto por diversas razones:
. Favorece la desinhibición debido al hecho de que los alumnos se ocultan físicamente del espectador.
. Favorece la creatividad y el ingenio.
. Se fomenta la colaboración y el trabajo en grupo y es una actividad muy motivadora para el alumnado.
. Se trabaja con materiales de fácil acceso

¿Cómo construir un retablo para hacer teatro negro?

Aunque se puede trabajar de una forma tan simple como es utilizar un telón negro y un fluorescente de luz negra, nuestra experiencia en la escuela ha podido ser más compleja y gracias a ello ha sido posible el desarrollo de recursos escénicos más complicados y efectistas (lo cual se traduce en un nivel más alto de entusiasmo y magia).
Con unos pocos listones de madera ensamblados mediante tornillos y tuercas y recubiertos por unas grandes piezas de tela negra (quizás el material más caro de todo el montaje) construimos un retablo de 4 metros de largo por dos de altura y un metro de profundidad, creando así un espacio escénico con la forma de un gran cajón en el que podíamos movernos con comodidad. La iluminación consistía en un par de  tubos fluorescentes de luz negra situados bajo la boca del retablo.
Todas estas medidas y especificaciones del diseño son orientativas , ya que es posible trabajar con otros montajes escenográficos acordes a las necesidades que tengamos y a las limitaciones espaciales, económicas, de transporte, etc.
La iluminación debe ser lo suficientemente potente para cubrir toda la boca del escenario y no quedar zonas “muertas” en las que el efecto de fosforescencia quedaría anulado. También debemos ser especialmente escrupulosos a la hora de oscurecer la sala en la que se desarrollará la representación, ya que, si la oscuridad no es la suficiente, los manipuladores serán visibles y desaparecerá la sensación mágica de los objetos “flotando” en el aire.

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, estoy haciendo mi tesis del teatro negro. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, estoy haciendo mi tesis del teatro negro. Saludos!

    ResponderEliminar